El cáncer de estómago en el Perú: problemas y posibilidades

¿Cómo se trata el cáncer de estómago en el Perú?

La acidez, la pérdida de peso y el dolor de estómago no necesariamente son síntomas de una gastritis. Puede ser un antecedente de lo que es el cáncer de estómago y este puede desencadenar una serie de consecuencias fatales para la salud.  

 El cáncer de estómago es el más frecuente en el Perú contando a hombres y mujeres. A su vez este llega a ser el más letal y el que tiene una mayor tasa de mortalidad en el país.

Hasta el día de hoy, no se toma las medidas respectivas contra esta tipo de cáncer, al que muy poco se le presta atención. A pesar de ser muy frecuente aún no se ha implementado  un sistema de prevención eficaz. “A causa de ello, en nuestro país nos encontramos con esta enfermedad ya muy avanzada y muchas veces se encuentra en etapa final, incurable.”, fueron las palabras del doctor Antonio Camargo, médico oncólogo del Instituto Cancerológico Onkos.

Los síntomas, según el doctor Camargo, se asemejan mucho a los síntomas iniciales de la gastritis, los cuales llega a presentar alteraciones en la digestión. Este tipo de cáncer puede empezar con ardor y dolor en la parte central del estómago y cuanto más avanzada se encuentre la enfermedad, el paciente empezará a perder peso de manera misteriosa.

Un signo muy alarmante de esta enfermedad es cuando las heces se tornan de color negro, llamada melena; y se empieza a tener vómitos de color oscuro con características sanguinolentas. En el momento que existen estos últimos síntomas se podría decir que la enfermedad se encuentra en situaciones muy avanzadas y realmente es inoperable.

Lamentablemente el cáncer de estómago en estados avanzados puede llegar a ser incurable. Se calcula, en promedio, que de los pacientes que son diagnosticados para operarse, en el 40% de ellos no se llega a tener éxito.

-“Hay que tener bastante cuidado cuando se decide hacer una cirugía, si bien es cierto que la cirugía es el tratamiento de elección para curar este tipo de cáncer, pues esto se hace cuando el cáncer es pequeño”. 

Son palabras del director médico del Instituto Onkos, Antonio Camargo, quien aclara que, por ejemplo, al momento de que se hace una endoscopia de control o si una una persona llego por un problema de gastritis y se encuentra con una lesión pequeña en el estómago, se puede dar el siguiente paso que es operar. Por el contrario, en la mayoría de los casos la cirugía va a hacer muy poco, y posiblemente el cáncer regrese un tiempo después.

Por lo tanto, lo que se recomienda es que el paciente oncológico, al tener conocimiento de su estado antes de ser sometido a una cirugía, evite desesperarse o entrar en pánico, ya que muchas veces los médicos optan por tomar medidas extremas ante un similar caso.

Cáncer de estómago

Cáncer de estómago en el Perú: problema y posibilidad



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *