Hidratación

La terapia de hidratación endovenosa ayuda a eliminar toxinas producto del tratamiento por quimioterapia. Se usa como una manrea de reemplazar líquidos que se han perdido por vómitos, diarrea o sudor profuso; además de otras complicaciones metabólicas que pudiesen presentarse.
Nuestro cuerpo está constituido en más de un 60% de agua. Este es un componente indispensable de todos los tejidos celulares; por distintas causas es frecuente que la ingesta de líquidos sea escasa o insuficiente y esto pueda llevar a la aparición de complicaciones sobreañadidas.
Otros factores a tener en cuenta es la cantidad de agua total que disminuye con la edad. Además de otras circunstancias que modifican la ingesta hídrica como el metabolismo de cada paciente o el estado de salud en que se encuentre, es por esto la necesidad de una reposición hídrica adecuada en nuestros pacientes.