Cáncer

¿Por qué padecemos de cáncer gástrico?

De esta manera se produce el cáncer gástrico en nuestro cuerpo

El cáncer es una enfermedad bastante compleja que adquiere magnitudes significativas enfocadas desde su epidemiología hasta sus opciones terapéuticas. El cáncer de estómago (o cáncer gástrico) no escapa a este concepto y los avances en relación al entendimiento de sus causas continúan siendo un reto a la fecha con algunos conceptos claros y otros que no logran definir tal circunstancia.

Desde tiempos remotos, ya en el antiguo Egipto, China y Arabia (desde 600 a.C. hasta 400 d.C.) se han descrito los tumores y ello ha sido confirmado con autopsias en algunas momias(1). En el siglo IV a.C. en los tiempos de Hipócrates (el Padre de la Medicina) muchos de tumores ya estaban descritos clínicamente; fue él quien introdujo el término carcinoma (un tipo de cáncer muy frecuente) derivado de karkinos que significa cangrejo, esto luego de haber visto el cáncer como un cangrejo en su distribución por el cuerpo(2). Pero no fue hasta el siglo XVIII en que el cáncer comenzó a ser estudiado sistemáticamente a través de Bichat y luego Muller y Virchow, estos últimos demostraron que los tumores malignos estaban formados por células(2,3).

Exámenes médicos a momia, primeros estudios sobre el cáncer gástrico | PortalClásico.com

 

En esta publicación para el Instituto Onkos nos referiremos a las causas y factores de riesgo para desarrollar cáncer gástrico, para ello es importante tener claro qué tan frecuente es en la actualidad.

Pues bien, según datos de la Sociedad Americana del Cáncer, la proyección del año 2015 en USA fue de 26,370 personas (16,480 hombres y 9,890 mujeres) con 10,730 muertes a causa de esta enfermedad(4). En el mundo, el cáncer gástrico ocupa el cuarto lugar en frecuencia en el sexo masculino y el quinto en el femenino, pero en mortalidad se ubican en el tercer y quinto lugar(5). En ambos sexos el cáncer gástrico es la tercera causa de muerte en el mundo y el 72% de casos se producen en países en vías de desarrollo(6) estando el Perú en este grupo.

En nuestro país, si bien es cierto nuestro registro de cáncer en general no es óptimo y actualizado, los reportes del año 2004 y 2005 indican que en Lima Metropolitana el cáncer gástrico se posiciona en el segundo lugar (2,827 casos nuevos) con casi 18 personas que sufrieron esta enfermedad por cada 100,000 habitantes(7). Con respecto a la mortalidad registros del año 2010 muestran que la mortalidad por cáncer gástrico es el más frecuente tanto en hombres (19% de todos los casos) como en mujeres (15%)(8).

Pues bien, en referencia a las causas de cáncer gástrico debemos mencionar al rasgo hereditario, que constituye el 3 a 5% del total de casos; así tenemos  el Cáncer Gástrico Difuso Hereditario y el asociado al Cáncer de Colon Hereditario No Polipósico (HNPCC por sus siglas en inglés) en donde el 10% de los pacientes pueden desarrollar cáncer gástrico(9,10).

 

Factores de riesgo para el cáncer gástrico

En cuanto a los factores de riesgo (definido como todo aquel que aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer), desde mediados de los años 80 una bacteria llamada Helicobacter pylori comienza a tener una inusitada importancia luego de relacionarse en primer lugar al desarrollo de la gastritis crónica y luego al riesgo de padecer úlcera gástrica ó cáncer gástrico.

Este agente que ingresa a nuestro organismo principalmente a través del consumo de alimentos ó agua contaminada una vez establecido en el estómago desencadena un proceso inflamatorio persistente que conlleva al desarrollo de cambios en el tejido que cubre el estómago por dentro (mucosa) con la consecuente aparición de atrofia y metaplasia intestinal que se consideran lesiones pre-malignas(11).

Hasta el año 2010 en algunas publicaciones aún se guardaba escepticismo sobre la verdadera relación entre la infección por Helicobacter pylori y el riesgo de desarrollar cáncer determinándose un bajo riesgo en las personas infectadas(12) . En el mismo año en Japón, un país con alta tasa de cáncer gástrico (62 por cada 100,000 habitantes del sexo masculino y 26 por 100,000 en mujeres según reportes del año 2005(13)) y que más investiga a cerca de esta enfermedad, se publica el indiscutido rol causal de cáncer gástrico por Helicobacter pylori(14) de tal manera que quitando las causas hereditarias descritas anteriormente, el cáncer gástrico no existiría sin la presencia de esta bacteria(15,16).

En Chile, país con alta incidencia y mortalidad por cáncer, una publicación del año 2014 que tiene como objetivo diagnosticar precozmente el cáncer gástrico recomienda detectar y erradicar Helicobacter pylori en todos los pacientes sometidos a endoscopia digestiva alta reduciendo de esta manera la progresión a lesiones pre-cancerosas como atrofia gástrica y metaplasia intestinal y por ende el riesgo futuro a desarrollar cáncer gástrico(17).

 

Otros factores de riesgo asociados son(18): la edad, en donde en cáncer de estómago ocurre con mayor frecuencia en mayores de 55 años y la mayoría de pacientes diagnosticados tienen entre 60 y 70 años; el sexo masculino tiene dos veces más riesgo de desarrollar cáncer; antecedentes familiares, donde las personas que tienen un padre o madre, hijo (a), hermano (a) con cáncer de estómago corren más riesgo; es más frecuente en las personas de raza negra, hispana o asiática que en las de raza blanca; con respecto a la alimentación, una dieta con alto contenido de sal (ahumados, secados, encurtidos, salados) puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer gástrico; la cirugía gástrica previa, en aquellos con una antigüedad de 15 años o más presentan más riesgo; la exposición ocupacional a polvos de minerales, madera o metales (Zinc, Plomo, Oro, Cobre) también pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer; finalmente, el tabaco, el alcohol y la obesidad están en relación a mayor riesgo.

Como se puede entender, todos estamos expuestos a diferentes factores de riesgo que podrían condicionar cambios pre-malignos ó facilitar el desarrollo hacia el cáncer gástrico en nuestro organismo, y el mejor entendimiento de los mecanismos de producción se basarán en los trabajos de investigación venideros. No queda más que asumir conductas saludables de higiene, una alimentación en donde no falten verduras y frutas, la actividad física (que siempre será importante no sólo para la prevención del cáncer) y por último la prevención a través de la endoscopia digestiva para detectar a tiempo lesiones pre-cancerosas que se puedan tratar a tiempo ó en su defecto diagnosticar el cáncer gástrico en forma precoz que permita altas tasas de curación (mayor al 90%) preservando la vida de quien lo padece.

 

Dr. Daniel R. Valenzuela Narváez*

*Gastroenterólogo Onkos. Jefe del Servicio de Gastroenterología del Hospital Militar Geriátrico. Maestría en Oncología Molecular. Miembro Titular de la Sociedad Peruana de Gastroenterología (SPG). Maestro en Administración.

 

Bibliografía

  1. Brothwell, D. (1967) The evidence for neoplasms. In: Brothwell, D. & Sandison, A.T. (eds.) Diseases in Antiquity: A Survey of Diseases, Injuries and Surgery in Early Populations, Springfield, IL, Charles C. Thomas, pp. 320-345
  2. Long, E.R. (1928) A History of Pathology, London, Baillière, Tindall &Cox
  3. Dos Santos Silva, I. Epidemiología del cáncer: Principios y Métodos. Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, OMS. Lyon, Francia, 1999: p1.
  4. American Cancer Society, Cancer Facts & Figures. 2016.
  5. Globocan 2008. Cancer J Clin 2011; 61: 69-90.
  6. Ferlay J, Shin HR, Bray F, Forman D, Mathers C and Parkin DM. GLOBOCAN 2008, Cancer Incidence and Mortality Worldwide: IARC CancerBase No. 10 [Internet]. Lyon, France: International Agency for Research on Cancer; 2010
  7. Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN): Registro de Cáncer de Lima Metropolitana 2004-2005. Lima-Perú.
  8. Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú (INEI), Ministerio de Salud. Compendio de Estadística de Hechos Vitales. Perú 2009-2010.
  9. Gylling A, Abdel-Rahmen WM, Juhola M, et al. Is gastric cancer part of the tumour spectrum of hereditary non-polyposis colorectal cancer? A molecular genetic study. Gut 2007;56:926–33.
  10. Humar B, Toro T, Graziano F, et al. Novel germline CDH1 mutations in hereditary diffuse gastric cancer families. Hum Mutat 2002;19:518–25.
  11. Vanella L, Lahner E, Osborn J, Bordi C, Miglioni M, Delle Fave G, Annibale B. Risk factors for progression to gastric neoplastic lesions in patients with atrophic gastritis. Aliment Pharmacol Ther 2010 May; 31(9):1042-50.
  12. Moss SF, Malfertheiner P. Helicobacter and gastric malignancies. Helicobacter 2007;12(Suppl. 1):23–30. Tomado de Peter R MacNally: GI/Liver Secrets Plus. Fourth Edition, 2010. Mosby-Elsevier.
  13. Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas. Departamento de Epidemiología y Estadística. Enero 2011.
  14. Graham D Y, Asaka M. Eradication of gastric cancer and more efficient gastric cancer surveillance in Japan: two peas in a pod. J Gastroenterol 2010; 45 (1): 1-8.
  15. Uemura N, Okamoto S, Yamamoto S, Matsumura N, Yamaguchi S, Yamakido M, et al. Helicobacter pylori infection and the development of gastric cancer. N Engl J Med 2001; 345 (11): 784-9.
  16. Ohata H, Kitauchi S, Yoshimura N, Mugitani K, Iwane M, Nakamura H, et al. Progression of chronic atrophic gastritis associated with Helicobacter pylori infection increases risk of gastric cancer. Int J Cancer 2004; 109 (1): 138-43.
  17. Rollán A, Cortés P, Calvo A, Araya R, Bufadel M, Gonzales R et al. Diagnóstico precoz del cáncer gástrico. Propuesta de detección y seguimiento de lesiones pre-malignas gástricas: protocolo ACHED. Rev Med Chile 2014; 142: 1181-1192.
  18. American Society of Clinical Oncology (ASCO), 2015-2016. Cancer.net.

 

¿Debemos temer al Helicobacter pylori?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.